0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Necesitas estar registrado para votar.
Loading...

Por cada vez que me fallaste, por las subidas y bajadas, tus idas y venidas. Por las veces que te jodí, que me reí de ti, que quise putearte y joderte la existencia. Por tus sonrisas, mis lágrimas y por las mías, tus carcajadas. Por perder la falta de costumbre de un ‘te quiero’, un ‘necesito verte aquí’ o un ‘por favor, ven’. Por los días contados y por las noches sin dormir. Sin dormir pero sin insomnio. Con nombre y apellidos, los tuyos. Más por menos, que menos por más. Soñar despierta, vivir con los ojos cerrados. Llantos nocturnos hasta ahogarme en ellos. Precipicios, moratones y karma. Dosis de todo lo que se pueda chutar, inyectar, fumar o injerir, para paliar mentiras que no hicieron más que introducirse de una manera u otra hasta acabar convirtiéndose en lo que deberías ser tú ahora, recuerdos. Un pasado que rememora diariamente, un presente inexistente y un futuro incierto. La razón es que me sobran falsos motivos y necesito historias en las que creer. Tengo a otros y me faltas tú.
Digamos que te pienso mientras me olvidas. Triste, cierto e inequívoco. Al menos, parece estar justificado.