1 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 5 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Necesitas estar registrado para votar.
Loading...

No son momentos fáciles, cuando agotados llegamos a casa y queremos forzar sonrisas mientras vemos otros ojos llenos de nostalgia, de preguntas que se refugian en el aire porque no logramos encontrar respuestas. El estrés nos consume apagando nuestras ganas de hacer cosas, de dibujar colores en el aire. Vivimos en un mundo donde las preocupaciones van arraigando como la yedra que puede llegar a asfixiar a veces.

 

Se despiertan las farolas, se van apagando los sonidos, el aroma que desprende la luna va garabateándose en mi cuando abro la ventana para saborear el vacío, todo queda hueco, vano, en sólo un segundo puede pasar toda una vida entera. Podría vivir por siempre en este grano del tiempo sin prisas, a mi ritmo, pausado, sigiloso.

 

Pienso en ti, tiemblo. Pronuncio tu nombre en mi pensamiento mientras humedezco fugaz mis labios. Estas ahí, siempre estas ahí, en cada neurona perdida en el laberinto de mis meditaciones, en la complejidad de mi mismo, en cada acto, en cada palabra que no digo, en cada aliento. Ahora en las noches de mi vida ya siento que no estoy solo, como tantas otras noches he estado.

 

Me acerco a la habitación, necesito sentirte ahí, de nuevo los vellos van danzando sobre mis brazos a flor de piel, te veo viviendo mil aventuras sin moverte apenas, luchando como siempre lo haces, el orgullo me desborda todas las estolas de mi cuerpo. Sonrío. Te retuerces en la cama como si notaras mi presencia y te susurro”sigue durmiendo”, sonrío.

 

Si. Sonrío. Se apaga aun mas si cabe el silencio, sigo sonriendo. Estas ahí, envoltura de las sacudidas que susurran a gritos la locura de este ser que vive en mi. Mi abrigo, mi ronroneo, mi caricia mas latente que alimenta mi energía. Me siento bien, se esfuman todos mis fantasmas por un momento.

 

Perdona por ser una persona de la noche, sirviente de la luna que vive casi siempre en el abrazo de su silencio, disimulando expresiones que ondean en un silbido, enmudeciendo los verbos que van a son de la corriente. Pero todo esto es parte de mi esencia, de lo que he sido, soy y seré.

 

Mientras tanto, abro la ventana, pronuncio tu nombre en mi pensamiento, pienso en ti… y tiemblo.

 

 

Imagen de perfil de savik
Imagen de perfil de savik

Últimos Retales de savik (Ver todo)