2 votes, average: 5,00 out of 52 votes, average: 5,00 out of 52 votes, average: 5,00 out of 52 votes, average: 5,00 out of 52 votes, average: 5,00 out of 5 (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Necesitas estar registrado para votar.
Loading...

Querida:

Hacia años que no había entrado al desván, a esa guarida de fotogramas enlazados a compás en una vieja película de 35 mm rodada en mi mente. Imantado por esa sensación de reencontrarme con los recuerdos más recónditos y profundos que despuntaban estos días atrás, abrí la puerta despacio, suavemente, mientras mi mano buscaba la llave para encender la luz.

Muebles llenos de polvo, cajas apiladas, el viejo baúl de madera que había heredado de mis padres, un perchero oxidado sujetando viejos abrigos, un paraguas… y un fogonazo de imágenes del pasado que en un sólo segundo me arrulla en forma de bofetada abrasadora.

Después de sobreponerme, como un títere al que zarandean con unas cuerdas invisibles, me dirijo hacia esa cómoda que años atrás estuvo en nuestro dormitorio, abro sus cajones, sus puertas… allí está. La cojo, le limpio el polvo con un pañuelo y la coloco encima de la cómoda mirándola fijamente durante unos segundos. Mi cabeza entrelaza pensamientos y mis dedos tiemblan con una especie de temor por abrirla.

Alimentando el coraje abro esa caja de música a la velocidad de un susurro, aunque ya no tiene ni pulseras, ni anillos, ni ningún tipo de alhajas si conserva aun esa bailarina posando eternamente con sus manos alzadas. La pongo de pie y parece que me sonríe, le respondo con otra sonrisa.

Mi mente empieza a tatarear esa melodía que sonaba en otra época tan cerca y lejos como a la vuelta de la esquina,. Sigo entonando la canción mientras le doy cuerda a la caja. Cojo con mimo de nuevo la bailarina, ajusto su vestido, la vuelvo a sonreír, le hago una reverencia y la coloco para que baile conmigo.

Ya en la última estación de mi vida me siento preparado para volver a ti, hace tiempo que me faltas en esta existencia material pero con este último baile vamos a reunirnos. Morir es reencontrarme contigo, con la esencia de dos espíritus complementados.

 

No creo en el tiempo, nuestro universo es intemporal, el envejecer solo es una proyección mental de nuestro cuerpo físico, un teatro que nos impuso el universo con principio y fin. Pero nuestras almas son eternas, almas que no pueden morir nunca y que siempre habitaran enlazadas bailando en el infinito.

Imagen de perfil de savik
Imagen de perfil de savik

Últimos Retales de savik (Ver todo)